google-site-verification=_3cpOz5I56CRR0HYOIElJVOBgwhPJDtBho3EiityLpk

Si estás iniciando una PYME o te encuentras en proceso de expansión, un plan de negocios es una de las herramientas clave que funciona como mapa hacia el éxito.

Tener claro hacia dónde dirigir el enfoque y el esfuerzo suele ser un problema común. Al definir un plan de negocios puedes establecer un plan estratégico ya que su realización conlleva a una investigación y análisis exhaustivo de factores internos y externos que influyen en tu organización.

El plan de negocios es un instrumento que ayuda a una empresa a fijar metas, a definir cómo se lograrán y cuándo se alcanzarán. Es un punto clave de referencia para la directiva, los empleados, los inversionistas y socios, de tal manera que aporta claridad en todos los aspectos de la organización.

Contar con un plan preciso impulsa a tu empresa a trabajar de manera efectiva porque te proporciona objetividad en la toma de decisiones y la información necesaria para saber qué pasos seguir y los recursos que se requieren para ejecutarlos.

Este elemento imprescindible cubre todas las áreas departamentales de tu empresa, desde marketing y finanzas hasta las funciones operacionales y detalles de los productos y/o servicios.

Un plan de negocios ideal puede tomar distintas formas ya que depende de la estructura y el sector en el que se desarrolla la empresa. Sin embargo, todos comparten algunos elementos esenciales en común.

Los componentes clave que no pueden faltar en un plan de negocios son:

 

1. Resumen ejecutivo.

Un elemento fundamental que se basa en la misión de la empresa. Es una explicación breve de los objetivos a cumplir, los productos y/o servicios que se ofrecen y puede incluir aspectos resumidos sobre el área financiera, el método de gestión y aspectos que lo diferencian de otras empresas, que se explicarán detalladamente en los puntos posteriores. Asimismo, datos relevantes como antecedentes, trayectoria o experiencia, si las hay. Esta sección suele ser el punto de referencia para futuros inversionistas, por lo cual tiene que estar bien elaborado y ser convincente.

 

2. Descripción de la empresa.

En esta sección es preciso detallar la información clave de tu empresa. Se desarrollan los puntos del por qué se creó la empresa, se explican los productos y/o servicios que se ofrecen y todo el proceso detrás de esos servicios. Además, se definen las estructuras administrativas, legales, financieras, comerciales y si existen relaciones con otras empresas. Básicamente es la información detallada de una propuesta empresarial entorno a la industria en la que opera.

Otros aspectos para destacar y detallar son las relaciones con los proveedores, distribuidores y la competencia. Una vez definida la posición en el ámbito competitivo, se señalan las soluciones que ofrece la empresa con sus productos y las ventajas competitivas antes la competencia mediante un análisis de las fortalezas y debilidades dentro de la industria en la que se enfoca.

 

3. Análisis de la situación actual.

Un análisis de la situación actual consiste en evaluar el estado de la empresa en el presente, examinando los distintos factores que la afectan. Por medio de la conclusión de este análisis podremos obtener un pronóstico de cómo se proyecta la empresa a futuro y el ritmo de crecimiento que podría tener.

Existen distintas maneras y técnicas de realizar un análisis, algunas empresas utilizan los análisis DAFO, PESTEL, las 5C, entre otras. Lo importante son los factores en los que se basan estos análisis, que son tanto internos como externos y que se definen como: la competencia, datos de nuestro público objetivo y consumidores y los aspectos que influyen en nuestros productos o servicios.

 

4. Análisis de mercado.

En esta sección se le da importancia a elementos cualitativos y cuantitativos, a partir de este análisis se recogen datos valiosos para la elaboración de los planes estratégicos y financieros.

Se evalúan 3 componentes indispensables en el crecimiento de la empresa: el mercado, el público objetivo y la competencia.

 

  • El mercado: Se presentan estadísticas del tamaño del mercado y su valor, las barreras y tendencias que lo afectan y los problemas que influencian en que los productos o servicios sean soluciones a las necesidades del público objetivo.

 

  • Público objetivo: Es un estudio de nuestros clientes potenciales. Consiste en estudiar a quiénes queremos alcanzar, en qué datos nos basamos para identificarlos como público objetivo, cuándo es más probable que compren o accedan a nuestros servicios, dónde se encuentran, la razón por la que compran y cómo actúan.

 

  • La competencia: Un análisis para saber a quién nos enfrentamos. Se realiza una investigación de las fortalezas, debilidades, precios, distribución y estrategias de marketing de las empresas competidoras. Es útil como referencia para saber de qué forma proceder ante los consumidores y clientes potenciales. Asimismo, nos ayuda a definir elementos diferenciadores y ventajas competitivas.

 

5. Plan estratégico.

El plan estratégico define las metas y las acciones alineadas para cumplir con esos objetivos, mientras minimiza los riesgos ligados al crecimiento de la empresa. Es un componente clave para el personal de la empresa y se debe tener un seguimiento de esta sección constantemente, ya que se sustenta en el futuro, por lo tanto, se pueden ir generando cambios en el transcurso del tiempo.

Su elaboración se sustenta en 3 elementos: en el estado actual de la empresa, a dónde se quiere dirigir y qué se requiere para llegar a ese punto. Todas las metas deben ser alcanzables para crear un plan estratégico realista e inteligente y un ambiente de trabajo dinámico.

En el plan estratégico también se tienen en cuenta los recursos, skateholders, las restricciones y las barreras en el mercado.

Un buen plan estratégico aporta enfoque, acción, dirección, eficacia y estabilidad en el camino hacia la expansión de tu empresa.

 

6. Plan financiero.

Uno de los elementos primordiales porque se detalla la contabilidad y todo aspecto financiero que respalda las decisiones y departamentos empresariales. La información financiera abarca las proyecciones y presupuestos a futuro. Es necesario explicar los datos en los que se basan esos números. Un buen plan de negocios incluye un plan financiero que cuente con:

  • Proyección de pérdidas y ganancias.
  • Proyección del flujo de caja/cash flow.
  • Capital: Un resumen de todos los gastos y costes para que la empresa funcione.
  • Punto de equilibrio: Datos que muestran cómo las ventas a futuro cubrirán todos los gastos que se generen.

 

 

Son muchas las empresas que no cuentan con un plan de negocios o carecen de la información necesaria para poseer una estructura completa. La ayuda de un equipo de profesionales con experiencia contribuirá en la evolución de tu empresa para incorporar cada elemento esencial que contribuya a alcanzar tus objetivos.

El capital riesgo y la figura del Interim Manager

El sector del capital riesgo lleva unos años creciendo en España, y los agentes son actores importantes en los procesos de cambios de las empresas. 

La búsqueda de un socio apropiado para el éxito del Joint Venture

El socio adecuado para un Joint Venture es aquel que tiene una serie de capacidades complementarias y que puede trabajar de forma efectiva con la compañía.

Contacta con nosotros, te guiamos en el camino hacia el objetivo.

2 + 8 =

Uso de cookies. En este sitio web utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y recoger datos estadísticos sobre el uso de nuestra web por parte de los usuarios.    Más información
Privacidad