google-site-verification=_3cpOz5I56CRR0HYOIElJVOBgwhPJDtBho3EiityLpk

Tácticas para mitigar el impacto del alza de precios.

 

Actualmente, nos encontramos en un perior inflacionario como nunca antes se había visto. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), España se matuvo por 3 meses consecutivos con un porcentaje del IPC por encima del 10%, datos que nos llevan a recordar los efectos económicos en los años 80 que ocasionó la crisis del petróleo.

Después de las consecuencias que produjo la recesión económica a causa del Covid-19 debido a la escasez de mano de obra y problemas en las cadenas de suministros, se estimaba que el aumento de precios sería solo un periodo transitorio mientras regresaba todo a la «normalidad». La guerra de Ucrania, la subida de los precios energéticos y los carburantes colocan a las empresas en una posición en la que hay que establecer diferentes estrategias para que su modelo de negocio no solo sea de supervivencia, sino que tenga un enfoque proactivo frente al alza de los costes.

Cada empresa se desenvuelve en función de su sector y servicio, pero suelen responder de la misma manera ante este tipo de adversidades. Los planes estratégicos empresariales tradicionales, basándose en la inflación, consisten en incrementar sus precios y en establecer nuevas políticas salariales.

Las diferentes crisis globales exigen un replanteamiento de estas estrategias para abordar de manera eficiente los efectos negativos en el presupuesto de la organización y el poder de compra del consumidor.

 

Algunas tácticas empresariales para implementar:

  • Visibilidad de gastos y compras: En un periodo de inflación es imprescindible saber dónde se gasta el dinero, quién lo gasta y establecer un procedimiento que detalle las operaciones y procesos de compra.
  • Diversificación de las cadenas de suministros: Es importante analizar las interrupciones externas de la oferta y la demanda, se deben implementar inventarios y desarrollar planes alternativos para el abastecimiento de materia prima en el caso del agotamiento de existencias. Es recomendable acudir a la tecnología para la monitorización y análisis de los riesgos asociados.
  • Analizar los contratos: Las empresas deben incorporar en sus planes estratégicos el análisis recurrente de los contratos con clientes y proveedores para poder prever qué relaciones puedan salir afectadas en caso de temporada de crisis.
  • Estrategia de precios: Existen distintas formas de disminuir el impacto percibido del aumento de los precios que se puedan fijar cuotas, definir diferentes modelos de precios o realizar un deasgregación de productos.

 

En el momento actual, es necesario identificar aquellas actividades principales que añaden valor y adoptar tácticas proactivas de largo alcance que ayuden a la empresa a ser resiliente. 

Muchas organizaciones se encuentran luchando por encontrar dormas de sobrevivir ante el constante incremento de precios. En Cima Corporate contamos con un grupo de especialistas que se pueden producir debido a la inflación. 

Al final, la mejor forma de lidiar con periodos de contractura económica a traves de planes de contingencia para que cuando llegue el momento de actuar, las empresas puedan mantener el mismo nivel de calidad sin tener que gastar más dinero de lo habiual. 

ConEstaSubvención

La herramienta que te ayuda en la búsqueda y gestión de subvenciones. 

La innovación en las empresas españolas

La tecnología como factor clave para el desarrollo económico 

Contacta con nosotros, te guiamos en el camino hacia el objetivo.

14 + 15 =

Uso de cookies. En este sitio web utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y recoger datos estadísticos sobre el uso de nuestra web por parte de los usuarios.    Más información
Privacidad