google-site-verification=_3cpOz5I56CRR0HYOIElJVOBgwhPJDtBho3EiityLpk

La mayoría de las relaciones de Interim Management en España se realizan directamente entre el empresario de empresas familiares y el gerente interino. Este es un aspecto distintivo del mercado interim español y plantea desafíos particulares en las relaciones interpersonales. De hecho, la relación entre el Interim Manager y empresario suele ser un factor importante para el éxito o el fracaso de la misión e impulsar la empresa.

Analicemos por qué esta relación es tan compleja y por qué las habilidades cercanas son tan importantes.

¿Cómo es el Interim Manager usual?

El interino asume la dirección de una empresa, función o proyecto por un período de tiempo determinado. A menudo la intervención es necesaria para situaciones estructurales o de contingencia, es decir, para superar un problema organizacional, desarrollar nuevos negocios o acelerar un proyecto estratégico. Por tanto, la interim management puede dar respuesta a necesidades muy diversas de la empresa: desde sucesiones familiares, hasta cambios organizativos, desde el desarrollo de sucursales en el exterior hasta la puesta en marcha de proyectos de mejora a corto y medio plazo.

 

 

Entonces hablamos de un Gerente profesional, que se ha distinguido en su carrera por habilidades como:

  • La capacidad de analizar situaciones y problemas.
  • La capacidad de profundizar y comprender las causas de cualquier problema.
  • La capacidad de administrar números.
  • La capacidad de organizar el trabajo personal y en equipo.
  • La capacidad de actuar y producir.
  • La capacidad de establecer metas, delinear el “cómo” y medir el camino.
  • La capacidad de orientar y dirigir la organización.

 

 

 

¿Cómo es el propietario de una empresa típica española?

Suele ser una persona con experiencia, que se ha “hecho a sí mismo”, que se identifica con la empresa, ya que es su creación. Tiene valores personales profundamente arraigados con los que dirige la empresa y la familia y las relaciones. Si fuera por él, todo debería haber estado bien como en el pasado. Es la angustia lo que le empuja a recurrir a un gestor externo que, por tanto, es a la vez buscado, pero también percibido como un elemento desestabilizador del control que siempre ha ejercido. Le gustaría seguir manejándose sin interferencias, pero la situación requiere habilidades que él no tiene. Lo ideal sería que alguien viniera con una varita mágica, resolviera sus problemas sin socavar su sistema.

Entonces hablamos de un empresario, que se ha distinguido por habilidades como:

  • La capacidad de creer en uno mismo y en las propias habilidades.
  • La capacidad de tener visión e intuición para el negocio.
  • La capacidad de expresar seguridad.
  • La capacidad de simplificar la realidad y los problemas.
  • La capacidad de asumir riesgos e invertir.
  • La capacidad de controlar el sistema a menudo con lógica patriarcal.
  • La capacidad de ser asertivo y directivo.

El sentimiento de superioridad, de explorador y jugador, de ser irracional y emocional son atributos marcados de su personalidad. Estos atributos lo caracterizan y muchas veces han sido recursos útiles para su éxito personal y profesional.

Es fácil entender cómo el Interim Manager y el propietario de una empresa ven la realidad desde puntos de vista muy diferentes y, a menudo, juzgan la otra visión como errónea.

Para el Interim Manager, el empresario tiene a menudo una idea equivocada porque es superficial, incapaz de comprender en profundidad los números, el mercado, los procesos y los aspectos técnicos.

Por su parte, el empresario a menudo ve al gerente interino como una necesidad no deseada, alguien a quien controlar, incluso si entiende racionalmente que debe confiar en él. Quiere ser salvado, pero al mismo tiempo matar a su salvador. Se inclina en busca de apoyo, pero al momento siguiente quiere alejarse. Tiene miedo de perder el poder y el control, pero está apegado emocionalmente a la empresa y, por lo tanto, cuanta más angustia, más debe confiar. Vigila detenidamente cada paso del gerente interino para ver si comete errores, lo que alimenta su ego.  En estos casos, el interim manager debe defenderse enérgicamente, mayormente para el beneficio de la empresa para la que presta su servicio.

 

¿Qué se puede hacer?

El pacto psicológico con el propietario crea un conflicto interno para el interim manager, quien a menudo se pregunta si vale la pena luchar y perder el tiempo gestionando estas dinámicas en lugar de las acciones más prácticas de organización. Aquí se desarrolla el juego y aquí está el desafío. La gestión interina es una profesión centrada en las personas, donde la capacidad de gestionar relaciones ganar / ganar determina su eficacia.

 

¿Por dónde empezar a actualizar estas habilidades?

El interim manager debe estar al tanto de los diferentes atributos del empresario y debe tratar de entender su punto de vista: la capacidad de asumir riesgos, invertir de su bolsillo, ser inseguro, actuar sin tenerlo todo bajo control, sentirse seguro de que algo positivo puede pasar. Este es el primer paso para crear una alianza. El interim manager debe conocer las inquietudes del titular de la empresa y gestionar la relación desde una posición de neutralidad.

El gerente interino debe trabajar al lado y con el empresario para comprender sus metas internas y sus temores, porque el acuerdo está en riesgo, incluso si el Interim Manager trae exitosos resultados. Junto a la misión concreta hay un camino irracional que forma parte de la propia ruta. Las habilidades flexibles y el conocimiento de los conceptos básicos de coaching, comportamiento organizacional y psicología del trabajo son habilidades que deben integrarse con las habilidades de gestión técnica. Como ya se ha escrito, la gestión interina es muy desafiante y la gestión de las expectativas de las partes interesadas es vital para el éxito.

 

Aquí se desarrolla el juego y aquí está el desafío. La gestión interina es una profesión centrada en las personas, donde la capacidad de gestionar relaciones ganar / ganar determina su eficacia.

 

 

 

Convertir la crisis en una oportunidad

Después de la crisis del Coronavirus, el mundo ya no será el mismo que era antes.

Por qué necesitas un Interim Manager en tu empresa

El Interim Manager, un aliado de la empresa que conoce el camino seguro hacia los objetivos.

Ponte en contacto con nosotros. Guiamos a tu empresa hacia el objetivo.

3 + 11 =

Uso de cookies. En este sitio web utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y recoger datos estadísticos sobre el uso de nuestra web por parte de los usuarios.    Más información
Privacidad